•   Envíos Gratis a partir de 89€
       Por pedidos de 199€ regalo de un mapa facial

The Emotions Lab SHOP
0

Gisella Gil, fundadora de The Emotions Lab®, reivindica un cosmético “que nos arrope” a través de su último lanzamiento, Eternal Blossom

 

Sensibilidad absoluta, conocimiento de causa y una reivindicación sin precedentes por la belleza interior de cada mujer. Así fue como Gisella Gil, fundadora y CEO de The Emotions Lab®, nos recibió en el espacio The Gong, en el corazón de la capital. Lo que a priori sería un encuentro y una charla fortuita se convirtió, de manera fluida, en una lección de vida. Gisella Gil no solo nos abrió la puerta hacia un mundo de emociones, sino que nos acompañó en un viaje introspectivo con la belleza, la armonía y el bienestar como hilo conductor. Y no es de extrañar, ya que estos son, según las palabras del alma máter del sello, los tres pilares fundamentales que sustentan The Emotions Lab®.

 

La sesión de belleza y meditación que propició el descubrimiento de nuestro propio mapa emocional, concepto que hace referencia a los puntos dentro del rostro y cuello vinculados con nuestros sentimientos, sería solo el prólogo de un nuevo universo de emociones. Te invitamos a descubrirlo poco a poco, a tu ritmo, de la mano de Gisella Gil.

Un manifiesto a la conexión interior-exterior como clave de la belleza y el bienestar

Gisella, naturópata de profesión y vocación, técnico de laboratorio y especialista en flores de Bach, trabajó durante alrededor de 16 años en la industria farmacéutica. Sin embargo, “por motivos de salud y por aquello que me movía como mujer, decidí centrarme en la descodificación biológica”. Así fue como creó The Emotions Lab®, con el firme propósito de “poner patas arriba el mundo de la cosmética y revolucionarlo porque sentía que estábamos muy desconectadas de nuestra belleza personal”. Entonces, explica, se percató de que “buscábamos fuera lo que no sabíamos encontrar dentro y esperábamos de una crema ‘milagro’ que nos salvara de lo que nosotras mismas no habíamos sabido”. Soñó, cuenta risueña, “que existía una marca de cosmética que nos hiciera mirar hacia adentro, que nos conectara con nuestra belleza interior y que nos hiciera sentir únicas de verdad”. Un sueño que se hizo realidad al alumbrar The Emotions Lab®.

 

En una charla personal con la doctora Inma Nogués, Gisella Gil llegó a la conclusión de que “cosmética viene de cosmos, que significa orden bello”, por lo que la cosmética ha de ser “ese orden bello que conecta nuestro interior con nuestro exterior y se refleja en la piel”. En este sentido, defiende, “el cosmético pasa de ser la zanahoria a perseguir a la herramienta que conecta el interior con el exterior, un producto que nos arrope”. El trabajo ha sido arduo, reconoce la naturópata y beauty expert, “nos ha costado mucho tiempo conseguirlo”. Además, confiesa, “no hubiera sido capaz de crear ninguna de las formulaciones si no las hubiera vivido previamente”. En The Emotions Lab®, “cada producto está orientado a un campo emocional en concreto y viene de una vivencia”.

 

Cada momento en el que te aplicas la crema, cada conexión tuya con el cosmético se vuelve una experiencia sensorial que te hace conectar con tu luz interior

Gisella Gil, CEO de la firma de cosmética emocional The Emotions Lab®

Seguir leyendo…